Métrica de la poesía japonesa

Para el análisis de la métrica en japonés no se suelen contar sílabas como sucede con la poesía en español, se utiliza una medida diferente llamada mora (モーラ).

¿Qué es una mora?

En lingüística se le llama mora a la unidad prosódica que indica el “peso” de una sílaba (en el sentido de marcar el número de “tiempos” -1, 2 o incluso 3- que dura una sílaba, que varía según la existencia y posición de consonantes y la longitud de la vocal). El análisis moraico tiene más relevancia en algunos idiomas que en otros (en el caso del español pareciera bastar con el análisis silábico, por ejemplo), como sucede con el japonés. De hecho, la segmentación por moras es tan relevante para el japonés que tiene un paralelismo claro con su sistema de escritura y es el que se utiliza en el análisis de su métrica poética.

¿Cuál es la diferencia entre sílaba y mora?

La sílaba (σ) consta de tres partes: el núcleo (la vocal), el ataque (lo que está antes de la vocal) y la coda (lo que está después de la vocal). La mora (μ) cuenta los tiempos que hay dentro de una sílaba (y el número de esas moras se calcula con la presencia o ausencia de esas partes de la sílaba y la longitud de la vocal). En japonés, por ejemplo, existen las vocales largas (son vocales que duran el doble que una vocal común, y se marcan en rōmaji con un guion encima de ellas), y su longitud en el tiempo hace que valgan por dos moras.

Como puedes ver a continuación, el conteo moraico y el conteo silábico de una palabra no es lo mismo:

yu  ki (dos sílabas, dos moras)
σ     σ
μ    μ

yū   ki   (dos sílabas, tres moras, porque las vocales largas pesan dos moras)
σ     σ
μ μ  μ

Tōkyō (dos sílabas, 4 moras)
σ     σ
μ μ  μ μ

¿Cómo es el análisis moraico en el japonés?

Para simplificar las cosas, podríamos olvidarnos de la segmentación silábica y contar las moras de una palabra siguiendo los siguientes 4 principios:

  1. Una vocal corta vale una mora. Puede ser sola o tener una consonante antes (con Y o no).

 ♪  ♪  ♪
あおい
a   o  i
(tres moras, por ser tres vocales cortas solas)

♪  ♪   ♪
ががみ
ka ga mi
(tres moras, por ser tres vocales antecedidas por una consonante)

♪           ♪
きょ く
kyo     ku
(dos moras, por ser dos vocales cortas aunque la primera está antecedida por una consonante seguida por Y).

  1. Una vocal larga vale dos moras. Puede ser sola o tener una consonante antes (con Y o no).

♪  ♪
いい
ī
(dos moras, por ser una vocal larga sola)

♪   ♪
もう

(dos moras, por ser una vocal larga antecedida por una consonante)

♪       ♪
きょう
kyō
(dos moras, por ser una vocal larga antecedida por una consonante seguida por una Y).

  1. La N que se escribe con el kana ん (la única consonante del japonés que puede aparecer al final de la sílaba -es decir, en coda-) cuenta como una mora.

♪   ♪   ♪   ♪
に ん じん
ninjin
(cuatro moras, porque la segunda y tercera N son las que se escriben con ん)

  1. La consonante duplicada que se escribe con el kana っ (es decir, cuando existe una geminación) cuenta como una mora.

♪  ♪  ♪
まって
matte
(tres moras, porque esa T reduplicada tiene duración de una mora)

Como puedes observar, cuando se escribe con el silabario hiragana es más fácil identificar el número de moras. Si ya sabes leer kana, podríamos simplificar diciendo que un kana “normal” cuenta como 1 mora, que los dígrafos (es decir los pares de kana que se usan juntos y están formados de un kana de vocal I seguidos de unゃ, ゅ oょ pequeños) también cuentan como 1 mora,  y que finalmente el っ (tsu pequeño) cuenta como 1 mora también.

Por ejemplo, el siguiente haiku (poema de 5-7-5 sílabas) escrito en hiragana marca claramente el número de moras, cosa que no se ve tan clara en la versión en rōmaji:

あきたつや (5 kana, 5 moras)
さゆこうばしき (7 kana, 7 moras)
せやくいん (5 kana, 5 moras)

Aki tatsu ya
sayu kōbashiki
Seyakuin

Texto: Alejandro Acolmiztli Netzahualcóyotl López

Canción de cuna japonesa

La canción habla de un barquito que flota en la Vía Láctea. Vía Láctea puede decirse de dos maneras, y ambas usan un ideograma para río, (河en ginga -río de plata- y 川 en amanogawa -río del Cielo-). La canción usa ambas palabras. Pude haber traducido Amanogawa como Compostela (‘campo de estrellas’). En chino y japonés la Vía Láctea es un río, en latín y español un camino y en latín tardío un campo.

Las 7 estrellas septentrionales son las 7 estrellas que forman la constelación del Carro (parte de la Osa Mayor). De hecho el “sept-“ de “septentrional” se refiere a esas mismas 7 estrellas, que indican el Norte.

Shang Shang Typhoon – Moon boat

北の七つ星
流れる銀河に
Kita no nanatsu-boshi, nagareru Ginga ni Las 7 estrellas septentrionales, en el río plateado de la galaxia
月の小船を浮かべて Tsuki no kobune wo ukabete Navega en el aire una barca lunar
夢を見つけよう Yume wo mitsukeyō En busca de sueños
 
黄金の鈴ならし
渡る天の川
Kin no suzu narashi, wataru Amanogawa Repican campanas doradas, atraviesa el río de la Vía Láctea
月の小船はゆれるよ Tsuki no kobune wa yureru yo El vaivén de la barca lunar
星の波うけて Hoshi no nami ukete Con las olas estelares
 
幸せはどこに
遠い風の声
Shiawase wa doko ni,
t
ōi kaze no koe
¿Dónde estará la felicidad? Dice la voz de un viento distante
月の小船を追いかけ Tsuki no kobune wo oikake Y a la barca lunar le sigue
流れ星のひとつ Nagareboshi no hitotsu Una estrella fugaz
 
北の七つ星
煌く正座よ
Kita no nanatsu hoshi, kisameku seiza yo Las 7 estrellas septentrionales, una constelación resplandeciente
月の小船はゆれるよ Tsuki no kobune wa yureru yo El vaivén de la barca lunar
ゆらゆらりゆらり Yura-yurari-yurari Va y viene y va
ゆらゆらりゆらり Yura-yurari-yurari Va y viene y va

Poemas en japonés

Sin duda el género de poesía japonesa más popular en occidente es el haiku, un tipo de poema tradicional muy breve de 3 versos con un conteo moraico de 5-7-5 moras, y su autor más celebre es Matsuo Bashō (松尾芭蕉, 1644-1694):

Este es probablemente su haiku más famoso, por lo menos en México, gracias a la traducción que hizo de él Octavio Paz:

この道や
行く人なしに
秋の暮れ
Kono michi ya
yuku hito nashi ni
aki no kure
Este camino
ya nadie lo recorre
salvo el crepúsculo
(trad. Octavio Paz)

También podría traducirse como:

Este camino
Sin nadie caminándolo
Puesta de otoño

A continuación puedes leer algunos haiku más:

Matsumoto Takashi 松本 たかし
(1906 – 1956)

凧の影
走り現る
雪の上
Tako no kage
hashiri arawaru
yuki no ue

Se ve corriendo
la sombra de un cometa
sobre la nieve


田捨女 Den Sutejo, (1634-1698)

雪の朝
二の字二の字の
下駄の跡
Yuki no asa
ni no ji ni no ji no
geta no ato

En nieve fresca
las huellas de los chanclos
Signos de igual


田捨女 Den Sutejo, (1634-1698)

梅が枝は
思う貴様の
香りかな
Ume ga e wa
omou kisama no
kaori kana

Ciruelo en rama
¿El aroma de ti
mi más amado?


Enomoto Seifu 榎本星布(1732-1811)

海にすむ
魚の如身を
月涼し
Umi ni sumu
Uo no gotoshi wo
tsukisuzushi

Mi cuerpo un pez
habitante del mar
fresco de luna


También existe otro género llamado tanka, conformado por 5 versos, de 5-7-5-7-7 moras. A continuación están los dos tanka que aparecen en la película El jardín de las palabras (言の葉の庭, Kotonoha no niwa), que están tomados de un libro antiguo de poesía japonesa llamado Man’yōshū (万葉集), compilado en el siglo VIII.

(Tanka 11-2513)

雷神 Narukami no Si los relámpagos
小動 sukoshi toyomite, resuenan poco el cielo,
刺雲 sashikumori, y se encapota,
雨零耶 ame mo furanu ka, aunque quizá no llueva.
君将留 kimi wo todomemu. Yo quiero guarecerte.

(Tanka 11-2514)

雷神 Narukami no Si los relámpagos
小動 sukoshi toyomite resuenan poco el cielo,
雖不零 furazu tomo, y aunque no llueva,
吾将留 waha todomaramu, me quedaré contigo.
妹留者 imoshi todomeba Porque tú así lo quieres.

Traducciones: Alejandro Acolmiztli Netzahualcóyotl López